MI COMPRA (1)

Everyone's Blog in Franz Kafka

  • En el Japón medieval un «libro de almohada» era un cuaderno que se guardaba en los cajones de las almohadas. Contenía observaciones personales, habladurías, impresiones de los sucesos cotidianos, listas… Y, cómo no, también sueños. El más conocido es el firmado por Sei Shōnagon (hacia el año mil).

  • Franz Kafka, Alfred Kubin, Knut Hamsun, Albert Langen

    Basta leer los Diarios y las Cartas de Kafka para hacerse una idea de que era un catálogo de enfermedades y dolencias andante, al parecer muchas de ellas imaginarias. Kafka medía 1,88 metros y pesaba 61 kilos. Un cuerpo que cuidaba nadando regularmente, con una dieta vegetariana, largos paseos, y una tabla de ejercicios recomendados por el danés Jean Peters Mueller, que consistía en darse baños en agua fría y hacer gimnasia frente a una ventana abierta, al margen del frío y del calor.

  • Citamos a Joseph Conrad y Franz Kafka en un balneario. Y se ponen a hablar del tiempo. Del tiempo que dedican a poner el punto y final a un libro. En este caso, uno habla de Lord Jim; el otro de cómo escribió La condena… En la foto de abajo, a Franz se le ve risueño, relajado, a punto de darse un baño. Todo lo contrario a la imagen que encabeza este texto: un Kafka niño enfurruñado y con sueño, tal vez planeando su próxima noche con papel, pluma e insomino...

Suscribirse a Everyone's Blog in Franz Kafka